Mariano Martín Navas, es un profesional de la hostelería con más de 50 años de entrega apasionada a su profesión, que fundó en 1988 su mítico Mesón Mariano, una honesta «casa de comidas» de toda la vida con buen producto, excelentes alcachofas, carnes, chivo lechal malagueño o pescados, que elabora de manera tradicional, así como sus platos del recetario malagueño andaluz como gazpachuelo, ajoblanco o gazpacho.

Su trabajo constante y lleno de pasión por la gastronomía malagueña  le ha hecho merecedor con toda justicia del Premio a Una Vida Dedicada al Turismo y la Gastronomía, que la Academia dedica a Antonio Espinosa, uno de los personajes fundamentales en la promoción e impulso del turismo de la Costa del Sol.